Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Derechos Sociales

Bienestar Económico

Los programas están categorizados por derecho social directo, con fundamento en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la Ley General de Desarrollo Social. Los programas correspondientes a cada derecho social se visualizan seleccionando las imágenes.

Para iniciar la consulta selecciona alguno de los derechos sociales

 
Búsqueda Avanzada  

Toda persona tiene el derecho a una nutrición adecuada, a no padecer de malnutrición y hambre a fin de poder desarrollarse plenamente y conservar sus capacidades físicas y mentales.

Toda persona tiene derecho a la educación para el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento de las libertades fundamentales.

Todas las personas son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley contra toda discriminación que infrinja la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Toda persona tiene derecho a la aplicación de medidas destinadas a proteger la salud y el bienestar de las personas; y a que se establezcan y mantengan las condiciones adecuadas para alcanzar un estado óptimo de bienestar físico, mental y social.

Toda persona tiene derecho a la seguridad social y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.

Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a la protección contra el desempleo, a una remuneración equitativa y satisfactoria, a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana.

Toda persona tiene derecho a la protección y mejora del medio ambiente para preservar el entorno propicio para la existencia y desarrollo de la vida humana.

Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la provisión de una vivienda para una mejora continua de las condiciones de existencia.