Sala de Prensa


.::CONEVAL PÁGINA PRINCIPAL::.>Sala de Prensa>Día mundial de la Salud 2009

SALA DE PRENSA

 

CONEVAL recomienda elevar la calidad de los servicios de salud

De acuerdo con el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social en México 2008, elaborado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) diversos indicadores de salud han mejorado desde 1992, incluso para el 20 por ciento de la población más pobre de la población. Esto se debe en buena medida a que la cobertura de servicios básicos ha aumentado desde entonces.


Respecto a la esperanza de vida al nacer, a nivel nacional, se incrementó de 71.7 a 74.8 años entre 1992 y 2006.


En el rubro de la alimentación y nutrición, el Informe del CONEVAL reporta que la desnutrición infantil nacional medida por la prevalencia de bajo peso y baja talla de menores de 5 años en 2006, registraba niveles de 5.0 y 12.5 por ciento respectivamente, tendencia que ha venido disminuyendo desde 1988. Sin embargo, los niveles de desnutrición siguen siendo muy elevados para la población indígena.


La prevalencia de baja talla de menores de 5 años en la población indígena fue de 33.2 por ciento en 2006, respecto a 48.1 por ciento en 1988.


Uno de los retos de la política social es abatir la mortalidad materna, ya que a pesar de que ha disminuido en los últimos 14 años en México, se está lejos de cumplir con la Meta del Milenio que se fijó para el 2015 de 22 defunciones por cada 100 mil nacimientos, siendo que en 2004 había 62 fallecimientos, tomando en cuenta que con la tecnología disponible actualmente más del 90 por ciento de estas muertes son prevenibles.


Si bien el 93.2 por ciento de los partos fueron atendidos por personal médico en el país en 2006, hay diferencias importantes por entidad: en Chiapas y Guerrero sólo 68.0 y 78.4 por ciento de los partos fueron atendidos por personal médico, respectivamente. Estas dos entidades, junto con Durango, son las que tienen las tasas de mortalidad materna más altas del país: 90.1 y 128.0, respectivamente.


Otro de los retos de la política social es mejorar la calidad de los bienes y servicios públicos ofrecidos a la población, puesto que México disponía en 2006 de 1.4 médicos en contacto con el paciente por cada mil habitantes, mientras que en Cuba, en Uruguay y en Argentina cuentan con 6.2, 3.9 y 3.2, respectivamente.


Adicionalmente, la dispersión geográfica es un factor que dificulta el acceso a los servicios de salud, pues mientras en el D.F. la máxima tasa es de 3.1, en Chiapas y en el Estado de México es de 0.8, siendo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el umbral mínimo aceptable es 1.0 médico por cada mil habitantes.


Por otro lado, la realidad nutricional del país muestra también un fenómeno relativamente nuevo, pero que afecta ya a la salud pública y que empeorará en los años siguientes: la obesidad. Esta enfermedad afecta en general a toda la población y es la responsable de los altos niveles de diabetes y enfermedades del corazón que afectan a la población.


La prevalencia de obesidad de mujeres de 20 a 49 años de edad era en 1988 de 9.5 por ciento, para 2006 se elevó 32.4 por ciento. Asimismo, la prevalencia de sobrepeso en mujeres de 20 a 49 años de edad era en 1988 de 25 por ciento, para 2006 este porcentaje pasó a 36.9 por ciento.


Con la finalidad de mejorar la política pública en materia de salud, el CONEVAL emitió las siguientes recomendaciones en el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social:


  1. Desarrollar estrategias de monitoreo de la calidad de los servicios en el país.

  2. Asegurar la atención universal de salud de las mujeres embarazadas durante el parto y el puerperio, y de las niñas y los niños menores de un año para reducir la mortalidad materna e infantil, especialmente en las entidades con mayores índices de mortalidad.

  3. Focalizar en zonas de alta desnutrición, especialmente indígenas, estrategias efectivas de mediano y largo plazo para mejorar el estado de desnutrición y fortalecer la disponibilidad de alimentos de alta calidad ante el aumento de precios en los alimentos.

  4. Desarrollar una política efectiva para contener, disminuir y prevenir la obesidad en el país, con especial atención a la infancia.

Un avance del Gobierno Federal en materia de política social es apoyar a la población que carece de seguridad social formal (ISSTE, IMSS). Ante este hecho, se ha diseñado un conjunto de programas sociales para apoyar a la población que carece de seguridad social proveniente de instituciones como el IMSS o el ISSSTE.


Un ejemplo de ello son el programa Oportunidades y el programa de Seguro Popular, que brindan o fortalecen apoyos en salud o en efectivo, a la población en pobreza y que carece de protección formal. El objetivo de tener una cobertura de salud universal en pocos años, logrando la integración de los servicios de salud formales e informales, es una política que va en la dirección correcta.


La versión completa y el resumen del Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo en México 2008 se encuentran la sección de Informes y publicaciones.​


English