Medición de la Pobreza


.::CONEVAL PÁGINA PRINCIPAL::.>Medición de la Pobreza>Día internacional para la erradicación de la pobreza

Medición de la Pobreza

SÓLO SE REDUCIRÁ LA POBREZA SI JUNTO CON PROGRAMAS Y POLÍTICAS SOCIALES ADECUADAS, SE INCREMENTA EL INGRESO REAL DE LOS MEXICANOS: CONEVAL

En el Día Internacional para la erradicación de la pobreza, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) señala los retos y prioridades de la política de desarrollo social en México, a través del documento 


Consideraciones para el proceso presupuestario 2012 de la política de Desarrollo Social que está disponible en su página de Internet (www.coneval.gob.mx)

En dicho documento se detalla que entre 2008 y 2010 la población en pobreza en el país pasó de 44.5% a 46.2%, lo que representa un incremento de 48.8 a 52.0 millones de personas. En el mismo periodo, la población en pobreza extrema pasó de 10.6% a 10.4%, lo que en términos absolutos equivale a que la pobreza extrema se mantuvo en 11.7 millones.

En los últimos años la evolución de los componentes de la pobreza ha avanzado por dos vías con diferentes resultados:

La política pública ha incrementado la cobertura de servicios básicos como la educación, la atención de la salud y el acceso a servicios básicos en las viviendas. Hay que reconocer, sin embargo, que para concluir que existe un acceso efectivo a estos derechos fundamentales, es necesario atender retos importantes en términos de la calidad de dichos servicios, especialmente en materia de salud y educación.

En el caso del ingreso, éste no ha evolucionado favorablemente. La crisis económica de 1995, la desaceleración de inicios del siglo XXI, el incremento en los precios de los alimentos desde finales de 2007 y la crisis financiera de 2009, han hecho que el ingreso real en México prácticamente no haya crecido en las últimas dos décadas.

LOS RETOS Y PRIORIDADES DE LA POLÍTICA DE DESARROLLO SOCIAL

CONEVAL detalla los retos y las prioridades de la política de desarrollo social que deben atenderse por los diferentes niveles de gobierno y por el Legislativo para reducir la pobreza en México:

  1. En virtud de que el rezago educativo es mayor en zonas de atención prioritaria (ZAP) que en otros municipios, es importante enfocar los esfuerzos en las regiones más pobres, especialmente en los estados de Chiapas, Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Veracruz, en donde dicha carencia fue mayor a 25% en 2010. Se sugiere una mayor focalización de becas en las zonas más pobres, pero también se sugiere ampliar la cobertura de becas para la educación media superior, pues la cobertura en el país sigue siendo baja (64.4%).
  2. La calidad de los servicios, especialmente en salud y educación, persiste como un reto importante para garantizar el acceso efectivo a estos servicios y, por lo tanto, el ejercicio de dichos derechos sociales.
  3. Aunque hay un avance en la calidad y espacios de las viviendas en el país, en 2010 el hacinamiento se presenta como el indicador más alto de esta carencia (10.6%). A fin de eliminarla, además de incrementar la calidad de pisos, muros y techos en las viviendas, es imprescindible mejorar la distribución de los espacios en las mismas.
  4. La carencia de servicios básicos de la vivienda sólo se abate cuando ésta posee agua, drenaje y electricidad. Por ello, es relevante incrementar la cobertura de drenaje y agua potable, pues a nivel nacional todavía se tienen carencias de 10.8% y 9.3%, respectivamente.
  5. El incremento del ingreso real, especialmente el laboral es, quizás, el motor más importante para reducir la pobreza monetaria. La dificultad para aumentar de manera sistemática el poder adquisitivo del ingreso en las últimas décadas, como producto de crisis financieras, el incremento en los precios de los alimentos y la falta de crecimiento de la productividad, constituye uno de los retos más importantes del país, en términos de la erradicación de la pobreza.
  6. ​Resolver el problema de la falta de acceso a la seguridad social (personas sin prestaciones laborales), que en 2010 afectaba al 60.7% de la población, es otro reto importante.
  7. La mortalidad materna ha bajado desde 1990 (de 89 muertes por 100,000 nacidos vivos en 1990 a 62.2 en 2009), pero de continuar la velocidad de su descenso que ha venido mostrando la reducción no será suficiente para alcanzar la meta de los Objetivos del Milenio establecida para 2015 (22 defunciones por 100,000 nacidos vivos).
  8. En materia de alimentación, la carencia en el acceso a la alimentación aumentó de 21.7% en 2008 a 24.9% en 2010. Asimismo, la obesidad también se ha incrementado de manera importante desde finales de los años 80, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006.
  9. México sigue siendo un país desigual, lo que se manifiesta en diversos aspectos: la desnutrición de niñas y niños indígenas es el doble que el promedio nacional; las mujeres tienen mucha menor representación en puestos laborales importantes respecto a los hombres, y, en 2010, el diez por ciento más rico de la población percibe en promedio 25.2 veces más ingresos que el diez por ciento más pobre del país.

Los programas sociales han buscado reducir la pobreza. Si bien algunos de éstos han tenido impactos importantes, sus alcances se ven limitados si no se combinan con políticas económicas. No se podrá reducir la pobreza si no se llevan a cabo los cambios necesarios en las políticas públicas para incrementar el ingreso real de la población.

Permite ordenar las entidades federativas, municipios y localidades de mayor a menor rezago social en un momento del tiempo.

Información de las evaluaciones realizadas a los programas acciones y políticas de desarrollo social, asi como de los avances y los retos de la política social.

Este índice muestra la tendencia del porcentaje de personas que no puede adquirir la canasta alimentaria con el ingresos de su trabajo.

Herramienta que integra y sistematiza información reelevante de los programas y de las acciones de desarrollo social del Gobierno Federal.